Libro V “Cazadores–Conservacionistas”

Libro V: Cazadores–Conservacionistas    

De entre los cazadores–naturalistas surge en el siglo XX el cazador–conservacionista que, una vez colmada la necesidad de hacer colecciones científicas para establecer la taxomomía de las especies, pasa a ocuparse del estudio de la ecología, los ecosistemas y la etología de las especies salvajes. Les seguimos llamando cazadores porque comparten la pasión por el campo, por el rastreo, e incluso del “apropiarse” de la vida libre, pero de forma ya incruenta, capturando datos, imágenes y sensaciones que permitan divulgar el valor de lo silvestre.

  1.  La desecación de Doñana y de La Janda es reversible
  2. Resucitar la cetrería o la libertad en las alas de un halcón
  3. Extinción de la fauna depredadora por decreto del Jefe del Estado en 1953
  4. Memorándum a Franco contra los eucaliptos de los Ingenieros de Montes
  5. Melgarejo, el “Gavilucho” y otros autóctonos de Doñana
  6. Ante el dilema de investigar o conservar, Valverde opta por lo segundo
  7. Europa contra la destrucción de la zona de invernada de sus ánsares
  8. El conservacionismo toma cuerpo en Doñana
  9. Albareda, del CSIC, quiso expropiar Matalascañas y Bernáldez derribarlo
  10. S.O.S. por Doñana ante el Plan de desecarla del Ministerio de Agricultura
  11. El Príncipe Juan Carlos preside Adena–WWF España y respalda a Doñana
  12. La divulgación de la Ecología, clave en la protección de Doñana
  13. Los pesticidas del arroz envenenan el delta del Guadalquivir
  14. Valverde deja la dirección de la Estación Biológica y del Parque Nacional
  15. El plan de urbanizar la desembocadura del Guadalquivir
  16. Los Ingenieros de Caminos paran la carretera por las dunas móviles